Posición pecho

Sindrome de Raynaud en el pezon

El síndrome de Raynaud es una patología frecuente en el pezón.

Raynaud describió un trastorno poco frecuente de los vasos sanguíneos que afecta generalmente los dedos de las manos y los pies. Se produce en esas partes distales del cuerpo un estrechamiento de los vasos sanguíneos cuando la persona siente frío o estrés. Así la sangre no puede llegar a la superficie de la piel y en las áreas afectadas se producen cambios de color quedando pálidas. Cuando la sangre vuelve a circular  la piel se enrojece y tiene una sensación de palpitación o de hormigueo y en ocasiones dolor

El pezón se vuelve pálido durante un tiempo y luego se produce un enrojecimiento mas marcado que puede llegar a ser azulado por la llegada masiva de sangre. Puede afectar a todo el pezón o solo a la punta. Es doloroso y puede ser muy intenso.

Ocurre en madres predispuestas por una mala circulación sanguínea y en un pezón generalmente presionado y dañado por un mal agarre. En ocasiones se asocia a frenillo lingual causante de mal agarre al pecho.

Puede verse presionando aquí:  Síndrome de Raynaud en Pezón.

Si padece esos síntomas: consulte a su médico.

Proteger del frío y aplicar calor producen mejoría en los síntomas. Con la mejora del agarre al pecho puede desaparecer. En ocasiones requiere tratamiento medico que es compatible con la lactancia.

HIPOGALACTIA POR MALA TRASFERENCIA: AGARRE, POSTURA Y ANQUILOGLOSIA

La hipogalactia, falta de leche, es la causa más frecuente de abandono de la lactancia materna en todo el mundo.

La madres mencionan la hipogalactia por diversas razones. Su sensación de que el niño come poco, llora, se chupa las manos, esta inquieto. Si la madre es primípara, todos le pueden decir que no tiene leche: la familia, las abuelas, la enfermera, la vecina, el pediatra, etc. Puede ser también que sea una situación real y que el bebé toma poca leche. En todos los casos además de la percepción materna se puede confirmar controlando las deposiciones y pipí del bebe.

“Donde  no hay no sale”. Si un bebé está haciendo pipís y cacas y está activo seguro que está hidratándose bien y si mama es que toma suficiente leche.Es una herramienta muy simple de manejar. No hace falta ser sanitario para controlar si hay suficiente leche.

Nos llama la atención que en un 40% o más de las mujeres exista una patología en una glándula, que no funciona adecuadamente y no se le dedican fondos públicos suficientes para analizar las causas.

En la imagen del principio nos muestra que dar de mamar depende de múltiples factores y lograr una lactancia exitosa depende de algo más que la madre y el niño.

Entre todos esos factores, el agarre, la postura y la anquiloglosia son tres temas importantes a tratar.

La anquiloglosia y todos estos factores se analizan en la presentación que se hizo en Congreso Nacional de Fedalma en 2013.

Cualquiera de estos factores puede llegar a una trasferencia dificultosa y en el caso de la anquiloglosia cuando se realiza la frenectomía el paso de leche se incrementa en un 300 por ciento.

El agarre se puede mejorar modificando la posición en la que se pone al pecho y que podemos modificar encontrando una mejora en la succión.