Tiroides y Lactancia

Tiroides y Lactancia

tiroides y lactancia 1

El pasado martes realizamos en Dexeus Quirón la segunda Jornada de Actualización sobre lactancia materna que se realizan cada año promovidas por ACPAM y Paido Salud Infantil Dexeus.

EL tema escogido tiroides y lactancia ha sido interesante con los objetivos de:

  • Actualizar los conocimientos sobre las alteraciones tiroideas asociadas al periodo puerperal
  • Concienciar sobre la importancia de una adecuada nutrición en yodo en la mujer antes y durante la gestación y en el puerperio y lactancia y las formas de conseguirla
  • Sensibilizar sobre el tema

Durante la presentación se han abordado el manejo de los trastornos y la falta de directrices claras.

El déficit de yodo que aún persiste en algunas regiones de España puede producir un incremento en el numero de estos trastornos. La ingesta universal de la sal yodada (¡¡poca sal pero yodada!!) es una recomendación en los ámbitos sanitarios.

Las recomendaciones recientes de la Academia Americana del Tiroides sobre tiroides y mujeres gestantes y puérperas nos dan una guía clara de actuación al respecto: Cuando realizar mediciones hormonales, uso de la ecografía y de contrastes yodados en gestantes y lactantes y los diversos temas relacionados y sobre la suplementación extra de yodo en las mujeres lactantes. También el Ministerio de Sanidad da su recomendación en la Guía de Práctica Clínica de Atención al embarazo y puerperio

Creemos que la inspección y la palpación sistemática del tiroides en todas las gestantes y lactantes es una acción que debería de realizarse más. El crecimiento excesivo de glándula tiroidea se determina mediante la ecografía siendo el volumen tiroideo un parámetro a controlar mediante esta técnica. Se valoran los tres diámetros de ambos lóbulos y el calculo de volumen posterior y la comparación con los tamaños normales en población sana.

Dada la importancia que tiene los niveles adecuados de T4 en la mujer durante los primeros meses de gestación para el desarrollo cerebral del feto, todas las mujeres deberían de suplementarse con yodo desde antes del embarazo con cifras de 200 micro-gramos diarios.